Queridos Amigos,

Al final del ano juntos con toda la gente de la Mision Timoteo  les queremos agradecer por su atención, sus oraciones, sus preocupaciones, sus donaciones. Con esta ayuda podíamos proveer a estos niños lo que realmente necesitan mas que todo: “Un hogar verdadero lleno de amor y atención para ellos. Un hogar donde les aceptan como son. Donde el amor de Dios reina. El amor que sana, libera y les de nueva vida.”

Durante la fiesta de nuestra boda de oro muchos de los “ex-ninos” contaban en su testimonio que importante había sido su tiempo en el hogar de la Mision Timoteo. A causa de este tiempo ahora pueden crear un hogar para sus propios hijos y brindarles amor verdadero.

Esto es el fruto del trabajo que hicimos juntos a ustedes durante todos estos anos.
Por este fruto damos toda las Gracias y el Honor a Jesu Cristo, el Señor de esta obra.

Les deseamos un Feliz Navidad y un Prospero Ano Nuevo en que compartiremos con ustedes con mucho gusto todo lo que sucederá en La Mision Timoteo.

Un abrazo de Dick y Therese y todos los niños y obreros de La Mision Timoteo.